ARTÍCULOS

#Gastronomia

Con o sin estrella Michelin, lo mejor de 2017

Un año más, y para no perder las buenas costumbres, les presento mi ranking de lo mejor de 2017.

 

Durante este año que acabamos de cerrar he visitado menos restaurantes que en otros años debido al nacimiento de mi hija pequeña a finales de 2016, lo que ha complicado la logística de las salidas y por tanto, se han visto reducidas. Moverse con un carrito doble que parece un Hummer no es nada fácil y "aparcarlo" en ciertas salas es misión imposible.

 

No obstante, he podido disfrutar de algunas comidas memorables, de varias comidas a un altísimo nivel y de muchas otras más que correctas, aunque alguna pasará sin pena ni gloria. De todos modos ya se habrán dado cuenta de que soy un entusiasta de la gastronomía y, por ello, de las comidas malas prefiero no acordarme. 

 

Como acertadamente dicen Carlos Maribona y Alberto de Luna, esto se trata de divertirse y pasar un buen rato. Recapitular y hacer un breve resumen de lo mejor de todo un año no es fácil, no obstante hay que intentarlo. Así que allá vamos con una clasificación que incluye las 30 mejores comidas del año y un breve resumen de las 10 mejores. 

 

 

 

LO MEJOR DE 2017

 

 

 

1.- Diverxo: Cada visita es mejor que la anterior, cada año el menú es todavía más redondo y cada vez es más unánime el estado de gracia en el que se encuentra Dabiz Muñoz. Por segundo año consecutivo ha sido mi mejor comida del año y creo que es casi imposible que en un futuro deje de serlo. 

 

Me quedo con la espina clavada de no haber podido visitar Diverxo en la última parte del año, con platos que me han llamado mucho la atención y que me parece que suben todavía más el nivel de su cocina.  Ojalá fuese algo más sencillo conseguir mesa y así poder ir varias veces a disfrutar de su talento y creatividad. Es como un parque de atracciones para amantes de la gastronomía. No tiene límites. Es un restaurante único.

 

La falta de tiempo me ha impedido escribir el artículo que Diverxo y Dabiz Muñoz se merecen. Pronto saldaré mi cuenta pendiente. 

 

 

2.- La Tasquita de Enfrente: En el artículo sobre las mejores comidas de 2016 escribí “Si un día me pierdo, búsquenme en una de sus mesas”. La verdad es que no pudo ser más premonitorio ya que La Tasquita de Enfrente es uno de los restaurantes que más he visitado durante el 2017.

 

Siempre jugando con lo mejor de cada temporada, Juanjo López escoge cuidadosamente productos únicos y no cesa en su empeño de buscar nuevos proveedores que le ofrezcan lo mejor. 

 

Este año he podido probar platos cada vez más ambiciosos, con combinaciones arriesgadas pero inteligentemente creadas. Una versatilidad que convierte cada visita en una jornada única.

 

Para el recuerdo muchos platos, como unas ortiguillas con callos superlativas, su original terrina de oreja o la ensaladilla en cualquiera de sus versiones. Pero, sobre todo, el lenguado a la meunière con espardeñas ha sido uno de los platos del año junto con la escandalosa trufa asada.  

 

Una cocina con un nivel extraordinario, una sala cercana y una bodega de mucho nivel. Si a esto le sumamos el bagaje e inteligencia de Juanjo, se consigue que La Tasquita de Enfrente sea un verdadero referente y una visita obligada para todos los amantes de la gastronomía. 

 

En definitiva, uno de mis restaurantes favoritos, donde comería cada día de mi vida.

 

3.- Zuberoa: Hilario Arbelaitz, maestro de maestros, COCINERO en mayúsculas, hace que cada visita a Zuberoa sea especial y única.

 

Es imposible no enamorarse de esa cocina maravillosa donde cada plato es un ejemplo de gusto y elegancia. Platos memorables, siempre, de principio a fin. Desde el mejor aperitivo que conozco hasta esa tarta de queso que no tiene rival. Aquí no hay excusas, no hay temporadas ni productos, hay eternidad.

 

En la sala, Eusebio Arbelaitz siempre atento a cada detalle, a cada gesto. Él también es una parte vital de Zuberoa, asumiendo su papel y dejando todo el protagonismo absoluto a la cocina de su hermano Hilario.

 

Ya que la Guía nunca les devolverá lo que con tanta injusticia les robaron, el púbico se empeña en seguir peregrinando hasta Zuberoa, disfrutar y ser felices en una de las mejores mesas del país.

 

4.- Disfrutar: Un restaurante que roza la excelencia, consigue la diversión del comensal pero, ante todo, logra unos resultados increíbles en cada plato.

 

Imposible no querer repetir cada uno de los bocados que van llegando a la mesa durante casi 4 horas. Sobresalientes la mayoría de ellos pero, sobre todo, varios absolutamente memorables (el atún marinado, los noodles de espardeñas, el suquet con langostinos…).

 

Un lugar para disfrutar, para pasárselo muy bien, para conocer nuevas técnicas y la creatividad de estos genios, para contemplar la vanguardia bien entendida, la que busca respetar siempre el sabor.

 

5.- Noor: Lo que ha conseguido Paco Morales en tan poco tiempo es increíble. Desde la estrella Michelin que luce en la puerta hasta el reconocimiento de crítica y público que caen rendidos a los encantos de su cocina andalusí, única en el mundo.

 

De mi visita rendí buena cuenta en el artículo “Noor: Paco Morales, bendita tu luz”, y es que no tengo ninguna duda de que uno sale de Noor pensando que Paco Morales podría cocinar con una mano atada a la espalda y seguiría siendo un genio. Nos vemos en el Año II.

 

6.- Bagá: La apertura del año sin ningún género de dudas. Si en Casa Antonio ya situó a Jaén en el mapa gastronómico, ahora en Bagá Pedro Sánchez aspira a todo. Su cocina, elegante, con gusto, llena de cariño y de buen producto, es una de las que más me entusiasman y me emocionan. Un local perfecto, con muy pocas mesas y una estimulante barra donde ver en directo a los actores principales.

 

Merece la visita, el desvío y el peregrinaje. Y de paso visitan la Catedral de Jaén, que es una de las más bonitas del país. En breve rendiré un pequeño homenaje a Bagá y a Pedrito en esta web.

 

7.- Mugaritz: Porque es de los pocos que hace algo distinto. Porque no te deja indiferente. Porque se empeña ofrecer algo más. Dos estrellas Michelin y el puesto 9º en The World´s 50 Best, casi nada.

 

Además, el apartado líquido es brillante. Guillermo Cruz dirige un equipo de sumilleres de un nivel inalcanzable para cualquier otro restaurante.  

 

8.- Coque: Este año he tenido la suerte de poder visitar a los Hermanos Sandoval en dos ocasiones. La primera de ellas fue en uno de sus últimos pases en nuestro añorado Humanes y la otra al poco de abrir en Madrid. En ambas visitas la sensación con la que terminé es que las tres piezas del puzzle (cocina, sala y bodega) están completamente ensambladas. Ahora en Madrid el recorrido es todavía mejor y donde el objetivo de las tres estrellas creo que cada día lo tienen más cerca.

 

 

 

9.- Lera: Luis Alberto, su familia y su equipo nunca pueden faltar en el resumen de lo mejor del año. Bien es cierto que les visito menos de lo que me gustaría pero su cocina, su hospitalidad y su cariño siempre están presentes.

 

Una parada al año es casi obligatoria, aunque en ocasiones no me pille de paso bien se merece el desvío. Sus guisos, sus escabeches y su caza, sumado al pequeño pero acogedor hotel, son sinónimo de felicidad. 

 

 

 

10.- Horcher: El clasicismo, la elegancia y el lujo de este restaurante nunca pueden faltar en esta lista. Ya sea en verano o en invierno, es visita obligada. Su cocina es eterna, llena de clásicos que nunca defraudan. Su bodega es una mezcla de referencias actuales y de añadas antiguas a muy buenos precios. Pero, con todo ello, lo mejor sigue siendo su sala. Maravillosa, elegante y profesional, de las que ya no se encuentran. Un lujo para Madrid.

 

 

 

 

 

PREMIOS 2017

 

             

Premio "Sorpresa de 2017" 

GRANJA ELENA

Borja Sierra ha conseguido que sea obligatorio ir a visitar su pequeño restaurante, situado fuera del circuito de clásicos en Barcelona. Su "alta cocina de barrio" conquista tanto a los paladares más exigentes como a sus clientes de toda la vida. Me declaro muy fan de su concepto de desayunos-almuerzos-comidas. Además, cuenta con una foto de Don Hilario Arbelaitz presidiendo la sala y dejando claro que aquí se cocina, qué más se puede pedir.

 

Premio "Mejor Sumiller" 

GUILLERMO CRUZ (Mugaritz)

A estas alturas, creo  que nadie discute el nivel alcanzado por Mugaritz en cuanto al apartado líquido. Guillermo Cruz, junto a Silvia García y al resto de jóvenes sumilleres, hace que la experiencia vinícola sea difícilmente superable.

 

Premio "Mejor Sala" 

HORCHER

Por su capacidad para amoldarse a los gustos y necesidades de sus comensales, por mucho que éstos estén alejados de lo que habitualmente están acostumbrados. Siempre es un gusto visitar esta casa.

 

Premio "Sitio más divertido"

NAKEIMA

Por segundo año consecutivo hay que premiar la labor de estos chicos. Y es que, si me lo permiten, en Nakeima han logrado un concepto único donde convive la diversión junto a una cocina de mucho nivel. Si se pudiese reservar ya sería casi hasta demasiado…

 

Premio "Mejor chuleta"

CASA NICOLÁS

No han sido pocas las chuletas que he probado en 2017, incluso alguno dirá que han sido demasiadas, pero ninguna a la altura de la que pude probar este verano en este restaurante de Tolosa. Pedro Ruiz es uno de los mejores asadores que conozco y, junto a su hijo Xabier, tienen una tremenda exigencia para hacerse con las mejores piezas de carne que ofrecen los distribuidores de la zona. Su lema: “Si no hay el mejor producto ese día no se abre”.

 

Premio "Estrella SIN Michelín"

SAÚL SANZ (Treze)

Olvidado por las Guías, ya repartan estrellas, soles o Emes, Saúl Sanz ha conseguido que Treze sea parada obligada cada vez que puedo. Cocina de temporada, siempre respetando el producto, con sentido y honestidad por bandera y a unos precios que no tienen rival. Sorprende que no cuente con más reconocimiento.

 

Premio "#NoPostreNoParty"

ZUBEROA

Porque su tarta de queso merece un monumento. Pero es que su tarta de pera no se queda atrás y su soufflé de avellanas emociona. Un lugar donde el sobresaliente está en todos los platos, incluidos los postres.

 

Premio "Mejor destino gastronómico"

SAN SEBASTIÁN 

Una ciudad única en la que me encanta perderme siempre que puedo.

 

 

 

En cuanto a los "deberes" para este 2018, sigo teniendo como asignatura pendiente comerme Asturias entera y cada día que pasa la lista es más larga (Casa Marcial, Casa Gerardo, Real Balneario de Salinas, La Huertona, Güeyu Mar, La Bolera, La Zamorana…). Faltarán días y dinero para cubrirla entera. París y Londres, siempre en mis pensamientos, El Portal de Echaurren y Alameda (La Rioja), volver a Galicia… Habrá que ir ahorrando y organizándose.

 

Como cada año, agradecer a cada hostelero valiente que lucha por su negocio. Gracias a todos los que forman parte de esto. 

 

Gracias a Lucas Vega y  a Juanjo López por aguantarme, al final el Toque y La Tasquita de Enfrente se han convertido en mi segunda casa. A Guillermo Dávila y a Alberto de Luna por las risas, las discusiones y las sobremesas. Gracias a mi padre por sus asados y enseñanzas en la cocina. Pero, sobre todo, gracias a mi mujer por compartir esta maravillosa afición y por ser una parte fundamental de todo esto.  

 

 

¡Espero que el año 2018 sea un gran año para todos!

 

 

 

        

Mashup lo mejor de 2017

 

 

Fotos: Estrella SIN Michelín

 

 

 

 

Please reload